Enviar una idea Enviar un conocimiento Enviar un evento

INTELIGENCIA ARTIFICIAL Y DISCAPACIDAD: LUCES Y SOMBRAS. Dudas y oportunidades

Hoy es indiscutible la importancia que tiene la tecnología en nuestro mundo diario y el impacto que adquiere la IA en las actividades que realizamos. Es una gran aliada para enfrentar muchos de los desafíos que se presentan a escala global. No obstante lo cual, así como tiene una faceta positiva, también deja al descubierto múltiples desafíos, interrogantes y riesgos que son importantes tener en cuenta e ir desentrañando. Te contamos más sobre este tema a continuación.

Contacto: Inventiva Fundación QUALIS
Organización: Plataforma Inventiva Fundación QUALIS
Lugar donde se desarrolla: Argentina

Warning: CF7 DTX: Access denied to key: "Email Contacto" in dynamic contact form shortcode: [CF7_get_custom_field]. Please add this key to the Meta Key Allow List at https://inventiva.ar/wp-admin/admin.php?page=cf7dtx_settings in /home/inventiva.ar/public_html/wp-content/plugins/contact-form-7-dynamic-text-extension/includes/utilities.php on line 868


    imagen ilustrativa Se muestra una mano robótica haciendo contacto con una mano humana

    ¿Qué es la IA?

    Para decirlo de manera sencilla, la Inteligencia artificial son sistemas informáticos a los que se les enseña o programa para reproducir o emular comportamientos humanos inteligentes ( Google site). Estos pueden ser: percibir, razonar y resolver ciertos problemas, etc.

    La idea es compleja y abarcativa ya que podemos encontrar estos sistemas en muchas de las actividades cotidianas, desde un programa que traduce palabras a diversos idiomas, hasta el gps del celular, juegos interactivos o el apoyo para diagnosticar problemas de salud, entre tantos otros (https://atozofai.withgoogle.com/intl/es/artificial-intelligence/), que atraviesan todas las áreas de nuestra vida.

    IA y sociedad

    Hoy es indiscutible la importancia que tiene la tecnología en nuestro mundo diario y el impacto que adquiere la IA en las actividades que realizamos, sobre todo porque  ha potenciado muchos de los desarrollos de la sociedad y es central en la interacción que mantenemos con los demás.Y es que atraviesa muchos de los ámbitos de la vida. Gracias a la capacidad para procesar enorme cantidad de datos, la IA se utiliza en ámbitos científicos, empresariales, estatales, recreativos, medioambientales. Y es una gran aliada para enfrentar muchos de los desafíos que se presentan a escala global. No obstante lo cual, así como tiene una faceta positiva, también deja al descubierto múltiples desafíos, interrogantes y riesgos que son importantes tener en cuenta e ir desentrañando con el tiempo.

    ¿Cómo juega la diversidad en los sistemas diseñados? ¿Qué lugar cabe a todo aquello que se aleja de los parámetros tradicionales de normalidad? 

    En este sentido, nos preguntamos ¿cómo se diseña el aprendizaje de la IA? ¿Qué métodos utilizan los equipos encargados de hacerlo?

    Tal como se explica en el sitio whitegoogle.com, existen dos métodos: el aprendizaje supervisado y el no supervisado.

    El Aprendizaje supervisado funciona por un proceso de ensayo error (iteración).Para ello, recibe gran cantidad de datos que toma de referencia para aprender y a su vez encontrar patrones similares en datos nuevos. “Los métodos de aprendizaje supervisados pueden clasificar y etiquetar los datos de acuerdo con lo que los humanos ya saben, mientras que los métodos no supervisados se pueden usar para detectar patrones que las personas no necesariamente saben buscar” (https://atozofai.withgoogle.com/intl/es/artificial-intelligence/).

    Principales áreas que se benefician de la IA

    La salud, la educación y el ámbito laboral son algunos de los sectores donde en mayor medida ha incidido e incide la IA.

    En salud, uno de los aportes que podemos nombrar es el entrenamiento de las redes neuronales para detectar posibles tumores malignos durante la exploración radiológica. Asimismo, existen ciertos “biomarcadores faciales y vocales de la depresión, que son difíciles de detectar para los humanos, sin embargo, para una IA con la capacidad de realizar escaneos faciales y de audio, podría ser bastante simple” ( Impacto de la IA en los derechos de las personas con discapacidad).

    En el ámbito educativo, por ejemplo, los juegos interactivos y la presencia de diferentes software en el aula, podrían abrir puertas a una experiencia más personalizada y sistemática en la educación.

    La posibilidad de una educación a distancia utilizando plataformas interactivas es una práctica cada vez más utilizada. En este caso, se debe prestar atención a cuestiones de accesibilidad para garantizar una educación universal. 

    Por su parte, en el sector académico pero desde el lado administrativo y de gestión, se utiliza cada vez más la recopilación y el tratamiento de los datos para la toma de decisiones en cuanto a políticas y estrategias educativas o institucionales.

    La economía y el trabajo también están cambiando producto de la inserción de IA en los ámbitos laborales. Mayor productividad, cambio en las dinámicas vinculares, modificación en las cargas horarias, etc.

    IA y discapacidad: luces y sombras

    Al hablar de los beneficios que trae aparejados la IA (Inteligencia Artificial) uno de los colectivos sociales que puede verse beneficiado,es el que conforman las personas con discapacidad. En este caso, la IA puede ser un apoyo importante para lograr mayor autonomía y mejorar los procesos de comunicación, entre otras cuestiones.

    Este tipo de tecnología puede utilizarse por personas con discapacidad auditiva, visual, de movilidad reducida, psicosocial, intelectual y del desarrollo, entre otras (NDS Cognitive Labs https://ndscognitivelabs.com/software-development/). 

    Y, aunque muchos de estos desarrollos tecnológicos aún se encuentran en estudio, en innumerables casos es posible utilizarlos a través de asistentes de voz, celulares, tabletas computadoras, para leer, comunicarse, escuchar música o para mejorar procesos de aprendizaje. Funcionalidades que facilitan la realización de tareas y posibilitan una mayor independencia a personas con algún tipo de discapacidad.

    En el caso de personas con trastorno del espectro autista, el desarrollo de habilidades sociales puede ser un desafío. En estos casos, por ejemplo, la IA a través de realidad aumentada puede recrear escenarios o procesos que ayuden a ejercitar la comunicación y la interacción social y ayude a mejorar estas habilidades.

    En el campo de la medicina y la salud, la tecnología y la capacidad de almacenamiento y procesamiento de datos, ayuda a encontrar patrones y utilizarlos para obtener diagnósticos más acertados ( NDS COgnitive Labs). En este ámbito, el uso de tecnología de medicina personalizada será un gran apoyo para mejorar la autonomía de personas con discapacidad. 

     Mientras que en el caso de la discapacidad motriz, la IA permite, entre otras cosas, que la persona controle dispositivos ortopédicos de manera que pueda vivir de forma más autónoma. (Fuente: Redacción Yo Tambien https://www.yotambien.mx/tecnologia/como-ayuda-la-inteligencia-artificial-a-las-personas-con-discapacidad/)

    Cómo impacta la inteligencia artificial en las personas con discapacidad

    Uno de los documentos de referencia respecto del tema, es el informe que elaboró el Gobierno de España junto al Real Patronato sobre Discapacidad (Link hacia el documento). En él se estudian los aportes principales de la IA  como también los obstáculos y peligros que supone, así como los desafíos y recomendaciones más importantes. Veamos algunos detalles a continuación

    IA y discapacidad: Luces

    Los aportes que los sistemas de inteligencia artificial pueden brindar para las personas con alguna discapacidad, son amplios. Ya sea en el ámbito de la asistencia personal o a la hora de constituirse en un apoyo para lograr una mayor autonomía.

    Aunque parezca algo lejano en nuestro contexto, ya existe tecnología basada en sistemas robóticos que efectúan tareas de cuidado, apoyo y asistencia a personas con discapacidad (Consejo de Derechos Humanos, 2017).

    La comunicación es sin dudas una de las áreas de aplicación más extendidas de la IA. Los sistemas aumentativos y alternativos de comunicación son herramientas muy utilizadas y que sirven para ampliar o reemplazar las necesidades específicas de comunicación de las personas.

    Los sistemas de lectura oral para las personas ciegas o la posibilidad de automatizar mediante IA los procesos de envío de estímulos táctiles que luego son traducidos a cualquier formato de audio o texto para que las personas sordociegas puedan comunicarse, resulta un gran aporte.

    La traducción de audio a LSA o viceversa a través de programas inteligentes o la posibilidad de traducir automáticamente un texto complejo a lectura fácil, son solo algunas posibilidades que la IA ofrece en términos de comunicación.

    En cuanto a la Asistencia personal, los usos más comunes que encontramos y que benefician a personas con discapacidad pueden ser:

    Asistencia personal:

    • Asistentes de voz y chatbots: como Siri, Alexa o Google.

    • Subtitulado automatizado de contenidos multimedia.

    • Domótica inteligente en hogares y oficinas, que se comporta según el aprendizaje de cada usuario, en función de gustos, preferencias, hábitos de vida o de eficiencia energética.

    • Sistemas de recomendación personalizados en plataformas de contenido digital: Spotify, Netflix, entre otras.

    • Servicios de teleasistencia automatizada para agilizar las respuestas ante emergencias, situaciones de soledad, asistencia en salud mental, etc (https://www.sindromedown.net/wp-content/uploads/2023/06/docu-IA.pdf)

    Aportes de la IA para una mayor inclusión

    Según destaca en su informe el Relator Especial sobre los derechos de las personas con discapacidad, Gerard Quinn: “Las nuevas tecnologías pueden beneficiar en gran medida a las personas con discapacidad e impulsar la búsqueda de la igualdad inclusiva en muy diversos ámbitos, como el empleo, la educación y la vida independiente” (www.ohchr.org/es).

    Entre los mayores aportes que trae aparejados, según el especialista, considera que muchos de los bloqueos o barreras que parecían insalvables, se vislumbran ahora escalables.

    En este sentido, Quinn destaca la tecnología de apoyo para que las personas ciegas puedan vivir de manera más autónoma, la existencia de plataformas de aprendizaje adaptado que responden a las particularidades de cada persona y a sus necesidades a la hora de aprender, entre otros aportes significativos.

    LINK HACIA LA CÁPSULA DE CONTENIDO: En el ámbito laboral, la IA puede aportar a lograr una mayor inclusión. PODÉS VERLO EN ESTA NOTA (clic hacia la cápsula de inclusión laboral)

    IA y discapacidad: sombras

    Así como la IA significa una oportunidad sin precedentes por todos los beneficios que trae aparejados, su complejidad hace que venga acompañada de ciertas “sombras”. La capacidad transformadora e innovadora de los sistemas de inteligencia artificial en nuestras vidas implica asumir que plantea riesgos para la plena y efectiva garantía de los derechos fundamentales. Considerando la actual evolución de las principales funcionalidades de los sistemas de IA, es posible señalar al menos dos riesgos significativos asociados con el uso de esta tecnología: la presencia de sesgos y la implementación de una vigilancia masiva. El primero de estos riesgos impacta directamente en el ejercicio del derecho a la igualdad y a la no discriminación, mientras que el segundo amenaza el respeto al derecho a la privacidad ( Documento IA).

    Como lo advierten múltiples investigaciones, reportes y trabajos académicos, el impacto de los sistemas de inteligencia artificial en los derechos individuales se extiende hacia diversas esferas de protección legal. Es importante subrayar que estos sistemas revelan en particular la existencia de discriminaciones perjudiciales para grupos sociales en situaciones de vulnerabilidad, como aquellos definidos por género, raza, estatus migratorio o discapacidad (Raso et al., 2018).

    Sesgos

    Los debates e investigaciones en relación a  los sesgos de la IA no han incluido, en gran medida, a la discapacidad. Esto es particularmente significativo si se tiene en cuenta las maneras en las que se conforman y estructuran los sistemas de IA . Tal como señala Quinn: “la IA se hace ‘inteligente’ a través del proceso de aprendizaje automático que depende de un conjunto de datos de entrenamiento, o ‘algoritmos’, que a menudo incluyen “datos moldeados por decisiones humanas previas y juicios de valor que pueden ser erróneos por muchos motivos”. Entre ellos, puede incluir una mirada capacitista que puede reproducirse y ser perjudicial.

    En esta línea “Señala Crawford que, al centrarnos en la clasificación en IA, podemos rastrear las formas en que el género, la raza y la sexualidad o la discapacidad se asumen falsamente como categorías biológicas naturales, fijas y detectables. Por ello, defiende que al momento de diseñar un sistema de IA los programadores y los innovadores deben ser conscientes que cada conjunto de datos utilizado para entrenar sistemas de aprendizaje automático contiene una visión del mundo (Crawford, 2021)”.

    En el informe español sobre el impacto de la IA para personas con discapacidad, el área laboral se  detalla como una de las más sensibles.

    Si bien sostiene que es uno de los sectores donde mayores avances se han dado en término de derechos, la incorporación de IA en los procesos de selección puede generar un retroceso en tanto y en cuanto no tome en consideración a la diversidad como una potencialidad. Especialmente si se tiene en cuenta que en los últimos años, se ha logrado que las diferencias sean consideradas un valor.

    En este sentido, la utilización de IA para detectar posibles “deficiencias” ligadas a una discapacidad a partir de sistemas de reconocimiento de voz o reconocimiento facial, implicaría un serio retroceso a las conquistas logradas.

    Recomendaciones, desafíos y oportunidades

     El informe sobre el Impacto de la IA para los derechos de las personas con discapacidad trae a consideración algunas recomendaciones de la mano de las preocupaciones y oportunidades que se abren a partir de la presencia de la tecnología.

    Entre los primeros puntos, se ubica la necesidad de sistematizar y legislar en materia de IA para asegurar la igualdad de trato y no discriminación. Un punto central entre las recomendaciones tiene que ver, asimismo, con la  accesibilidad.

    En este sentido, se expresan como principios generales: el derecho que tienen las personas con discapacidad de beneficiarse de los sistemas de  IA, de aprendizaje y toma de decisiones automatizadas. Ante ello, se deberá asegurar la participación y consulta de organizaciones y personas con discapacidad en las instancias de diseño de los procesos, productos o servicios.

    Unido a lo antedicho, otro de los puntos que resalta este informe es la necesidad de que las cuestiones relativas a discapacidad e IA  se transversalicen en las políticas públicas y que se contemple la participación de organizaciones representativas y de las mismas personas con discapacidad en la elaboración de planes, estudios de diagnóstico y adopción de decisiones.

    FUENTES CONSULTADAS:

    Guía Básica de la Inteligencia Artificial. Oxford Internet Institute en asociación con Google: https://atozofai.withgoogle.com/intl/es/artificial-intelligence/

    Estudio del impacto de la Inteligencia Artificial en los derechos de las personas con discapacidad. Gobierno de España. Real patronato sobre Discapacidad (España) LINK HACIA LA PUBLICACIÓN

    “La humanidad debe sacar el máximo partido a la IA, y no usarla de manera errónea: experto de la ONU”. Naciones Unidas. Derechos Humanos LINK HACIA LA PUBLICACIÓN

    NDS: https://ndscognitivelabs.com/software-development/

    “Cómo ayuda la Inteligencia Artificial a las pcd”. REdacción Yo También. https://www.yotambien.mx/tecnologia/como-ayuda-la-inteligencia-artificial-a-las-personas-con-discapacidad/